[CERRAR]
¿Conoces nuestra escuela de arbitraje?
18 octubre, 2021
Gema Morales pasa al ataque

Gema Morales pasa al ataque

Gema Morales pasa al ataque

0
(0)

Su libro preferido, «el que releería siempre», es ‘Las desventuras del joven Werther’.

Pero las aflicciones y el triste final de la obra maestra de Goethe parecen alejados del óptimo momento que vive la karateca madrileña Gema Morales, una mujer con una capacidad de adaptación difícil de encontrar en una deportista de solo 23 años, los que cumple este 2 de noviembre.

Después de hacer acopio de podios en categorías juveniles, Morales se destapó en octubre con un resultado internacional de primera ley al proclamarse subcampeona en kumite -55 kilos de la Premier League de Tokio, una suerte de ‘liga de campeones’ del kárate.

[sociallocker]

Este éxito no puede llegar en un momento más oportuno: el día 6 comenzará en Madrid, su ciudad natal, la vigésima cuarta edición de los Mundiales de kárate. Una cita en la que piensa poner en práctica su nueva filosofía: «llevar la iniciativa del combate, no ser reservona».

«No contaba con sacar medalla en Tokio, sino con disfrutar e ir combate a combate. Tuve cinco encuentros en las rondas eliminatorias, me propuse pasar los cinco y lo hice. Era simplemente ajustar los cambios que llevamos haciendo toda la temporada, intentar que saliesen las técnicas nuevas que habíamos incorporado», explicó Morales a Efe durante una pausa en su preparación para el Mundial.

«Técnicamente estaba anclada en el mismo trabajo», admitió. «Decidimos mi entrenador y yo darle un enfoque nuevo a los combates, ir hacia delante, meternos en la dinámica que se emplea ahora en los campeonatos internacionales. Ha salido bien y hay que seguir por el mismo camino», afirmó.

¿En que consiste esa nueva estrategia que comienza a dar frutos? «Ahora prima el ataque, que inicies tú, que vayas tú a marcar los puntos. Es la tendencia actual para que los árbitros te puntúen con más facilidad».

En el mundillo ya ha corrido la voz de por dónde van los jueces, pero solo algunos karatecas saben adaptarse a las actuales preferencias.

«Si todos vamos a atacar, es complicado ganar. Hay que atacar y dominar también las acciones en contra, pero siempre enfocado a que tú tengas la iniciativa durante el combate y no seas reservón», concretó Morales.

Hizo historia el pasado abril en el kárate español al clasificarse para las cuatro finales nacionales de todas las disciplinas posibles: kata y kumite individual y por equipos, algo insólito en el circuito. Como si un piragüista triunfase tanto en aguas tranquilas como en aguas bravas. Pero Morales ha visto que ahora «el objetivo está claro» y quiere ajustar el foco hacia el kumite «con vistas al Mundial y a unos posibles Juegos Olímpicos».

«Tengo que centrarme muy mucho en el combate, que es en lo que quiero ir. Estoy apostando por ello y voy a dejar los katas un poquito más de lado», afirmó.

Clasificarse para Tokio, donde el kárate debutará como deporte olímpico, «es bastante difícil, pero es posible».

«Sea lo difícil que sea, mientras haya una posibilidad, voy a por todas», prometió.

Si hay que pasar de la defensa al ataque, se pasa. Si hay que dejar los katas por el kumite, se dejan. Y si hay que cambiar la carrera de fisioterapia por la de filología hispánica, se cambia. Gema Morales se adapta a lo que exige cada momento.

«Estuve estudiando fisioterapia hasta el año pasado, pero necesitaba, en mis ratos de desconexión, centrarme en algo que no fuera también deportivo», explicó.

«Como la lengua y la literatura me gustan mucho, decidí decantarme por ese ámbito y la verdad es que estoy contenta. Me ayuda a separarme del deporte y, luego, cuando me reengancho y vuelvo a entrenar, estoy mucho más fresca. Antes estaba todo el día pensando en deporte y al final era la misma dinámica todo el tiempo. Aunque descansara, nunca terminaba de descansar», describió.

Mientras la mayoría de sus compañeros de clase se imaginan en el futuro dedicados a la enseñanza de la literatura, Gema Morales concibe sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid como «una vía de escape mental».

Como lectora, el género que prefiere es la poesía. «Pero creo que el libro que más me ha gustado es ‘Las desventuras del joven Werther’, de Goethe, una novela epistolar que me encanta. La releería siempre», aseguró.

¿Se anima ella a escribir de vez en cuando?

«Cuando estás con esos días malos, en vez de intentar hablar con alguien puedes escribirlo, soltarlo. Pero como forma de escapar a las comeduras de coco que normalmente tiene un deportista. Afición a escribir no tengo, la tengo más a leer», comentó.

Ocupaba el puesto 25 de la clasificación mundial de su peso antes de su éxito en Tokio. Cuando actualicen el ránking aparecerá en torno al decimoquinto lugar, que puede mejorar si le va bien en el Mundial de Madrid.

Y si siente que tiene que volver a hacer cambios en sus entrenamientos o en su estrategia para crecer y acercarse a su objetivo olímpico, los hará. Su amigo el joven Werther le da la pauta: «Me río de mi corazón, pero hago todo lo que me manda».

 

 

 

lavanguardia

[/sociallocker]

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

You cannot copy content of this page