Sandra Sánchez prepara el Europeo de karate en el tatami de su casa

Sandra Sánchez prepara el Europeo de karate en el tatami de su casa

Se lo trajeron desde Japón el pasado octubre, después de siete meses de espera. La idea inicial era usarlo los fines de semana, cuando volvieran a su casa de Talavera de la Reina, pero el cierre del CAR de Madrid y la residencia Blume, donde viven y entrenan entre semana, ha hecho que se convierta en el lugar donde seguirán preparando el Europeo de karate de Bakú, que se celebra el 25 de marzo. De momento sigue en pie la cita y a los karatekas españoles no les ha quedado más remedio que prepararlo como puedan.

“Me considero súper afortunada porque puedo seguir mi ritmo de entrenamiento en casa: tengo tatami y tengo al entrenador -se refiere a Jesús del Moral, su marido y el seleccionador nacional de katas-. Pero para el resto del equipo es más complicado”, reconoce Sandra Sánchez, campeona del mundo y cinco veces campeona de Europa de katas.

De hecho este jueves, ambos mantuvieron la rutina de siempre, pero en casa. Se levantaron a las ocho de la mañana y entrenaron como si estuviesen en la sala del CAR, aunque su tatami es más pequeño. En lugar de los 64 metros cuadrados, que tiene el de competición oficial (8×8), el suyo tiene unos cuarenta y tantos (8×5) lo acondicionaron asemejando los dojos tradicionales japoneses.

“Hay que hacer exactamente igual que en el CAR. Si nos dejamos comer el terreno por toda la intranquilidad, nos volveríamos locos. La suerte es que en karate no necesitamos grandes instalaciones ni aparatos. Lo podríamos hacer hasta en la calle”, explica Jesús del Moral.

Acababa de salir del dentista el miércoles, cuando recibió la notificación de que cerraban el CAR y la Blume a consecuencia del coronavirus. “Fue un caos. Me había planteado que si en algún momento cerraban las instalaciones, entrenaríamos al aire libre pero al no poder estar allí…”, cuenta.

Damián Quintero entrenará con ellos en el tatami de su casa

El jueves envió vídeos a Damián Quintero y a los componentes del equipo masculino y femenino de katas. El malagueño va a irse a Talavera a entrenar en el tatami que tienen en casa. Para los equipos es imposible, no hay suficiente espacio, por eso ha hablado con un amigo que tiene un club en Madrid y lo abrirá sólo para que puedan entrenar.

“El problema es que los equipos tienen que entrenar juntos por las caídas y las proyecciones y ellos sí necesitan un tatami de competición. Y que en nuestro deporte es fundamental que yo pueda verles mientras lo hacen porque es mucho de sensaciones”, explica del Moral, al que el coronavirus, como al resto, ha trastocado toda la planificación que tenía preparada.

Su idea es que este viernes, además de enviarles otro vídeo a los karatekas con las directrices de entrenamiento, ellos le manden un vídeo a él. “Necesito ese feedback”, reconoce.

Incertidumbre tras la decisión de Azerbaiyán

“Como el Europeo no está cancelado, tenemos que seguir entrenando porque lo tenemos dentro de una semana y media. Nosotros seguimos entrenando con la misma seriedad de siempre o, incluso, un poco más”, decía Sandra antes de conocer que, como medida para contener la propagación del coronavirus, las autoridades azerbaiyanas, desde la tarde de este jueves, han introducido importantes restricciones de entrada a las personas que provengan de España, Francia. Alemania, Italia, China, Corea del Sur e Irán. Todas ellas serán sometidas a cuarentena obligatoria en Azerbaiyán durante un mínimo de 14 días, prorrogable hasta cuatro semanas.

Su idea era viajar a Bakú (Azerbayán) vía Moscú. En principio, al estar sólo de tránsito, no iban a tener problemas en la capital rusa, pero tras las restricciones de las autoridades azerbaiyanas -hasta ayer sólo era un certificado médico y que les tomasen la temperatura al llegar- están a la espera de que la Federación Mundial de karate adopte una decisión.

Ambos reconocen que, más allá del trastorno de no poder entrenar todos donde siempre, lo peor es la incertidumbre. “Yo trato de ser positiva, pero se me pasan mil pensamientos por la cabeza. Me estoy preparando para los Juegos como siempre y espero que puedan celebrarse“, reconoce la número 1 del mundo en katas.

“Yo también intento no pensar mucho en la opción de que se cancelen. Mantengo la programación pensado en ellos y que el Mundial será en noviembre“, añade Jesús.

marca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =