Jesús del Moral, el hombre que revolucionó el kárate español: “Antes se entrenaba dos horas y ahora siete”

Jesús del Moral, el hombre que revolucionó el kárate español: "Antes se entrenaba dos horas y ahora siete"
Jesús del Moral, el hombre que revolucionó el kárate español: "Antes se entrenaba dos horas y ahora siete"

Este fin de semana tuvo lugar en Madrid el Mundial de Kárate, donde el combinado español consiguió seis medallas, cuatro de ellas en la modalidad de kata. Bajo la dirección de Jesús del Moral, el combinado español sumó un oro y tres platas.

Desde que está al frente de la selección nacional de katas -Mundial de Linz, en Austria 2016-, España ha conquistado 16 medallas en individual y por equipos: siete oros, seis platas y tres bronces. Sin duda, Jesús del Moral se ha convertido en el maestro de la kata española. “El kata es arte, una manera de expresarse, sentir y vivir”.

EL ESPAÑOL ha podido hablar con él, tras el gran Mundial de España, haciendo mención, entre otras cosas, que todos estos éxitos no son fruto de la casualidad.

La historia de Jesús del Moral con este deporte viene desde muy pequeño: “Mi amor por el kárate empezó con seis años. Desde entonces he entrenado, me he formado y he viajado por todo el mundo para adquirir los máximos conocimientos posibles y acabar todo enfocado más en la competición y el aprendizaje”.

Su inició como seleccionador español

Mundial de Austria 2016. Se produjo un acontecimiento que revolucionaría el mundo de la kata española. Jesús fue nombrado como seleccionador español de kata y desde entonces España no ha parado de ganar.

“Empecé como seleccionador de Castilla-La Mancha gracias a Antonio Moreno, que es el actual presidente de la Federación Española de Kárate. Cogí todas las bases y muchas experiencias, que luego me hicieron tomar el reto de entrenar a la selección absoluta. Tuve mucho miedo y mucho respeto para llevar esto adelante. Le eché valor, trabajo, ganas y finalmente todo salió bien”.

Campeonato del Mundo de Kárate

 

Sus métodos, la clave de los éxitos

El seleccionador tiene claro que sin sacrificio y sin dedicación, no hay éxito posible. “La clave de haber ganado tantas medallas está en trabajar mucho, ponerle ilusión y planificación. Gracias a todo esto, más tarde o temprano, llegan los éxitos”, asegura.

Jesús del Moral revolucionó el mundo de la kata española con diferentes métodos que no eran conocidos en España. “Eché mano de otros deportes como pueden ser la gimnasia o el taekwondo, de los que se puede aprender mucho. Desde mi llegada han cambiado muchas cosas”, dice.

Una de las claves, entre muchas otras cosas, de los recientes éxitos españoles, es todo lo que puede llegar a transmitir Jesús a sus deportistas: “Soy duro porque me lo tomo todo muy en serio. Quiero que mis karatecas se comporten como yo, transmitiendo mi pasión, mi energía y todo lo que siento”, comenta.

Además, es un entrenador que engloba absolutamente cualquier aspecto de la vida para que así sus karatecas sean mejores. “Hay que tener unas nociones de psicología, de nutrición, de técnica y de físico. Todo esto evita lesiones y que se rinda al cien por cien. Son factores que al final diferencian al número uno del dos”, revela.

La humildad y la exigencia es una de las características que más define a Jesús: “Sigo aprendiendo cada día para mejorar de cualquier disciplina y cualquier deporte. Intento aplicar todo lo que se, ya que muchas veces soy un ignorante, por lo que me gusta aprender mucho. Soy un apasionado de lo que hago. Siempre tengo dudas de cómo puedo mejorar y avanzar, por lo que voy con la idea de que no se nada para intentar aprender lo máximo”.

Los españoes subcampeones en kata por equipos

 

Dedicación y muchos entrenamientos

La selección española de kata encontró en Jesús a alguien que se podía centrar exclusivamente en su trabajo y, a través de eso y muchos entrenamientos, los éxitos empezaron a venir solos.

“Antes se entrenaba un par de horas a la semana y ahora entre seis y siete horas diarias, por lo que también hay mucha más planificación. Hacía falta una persona con mucha dedicación y que se dedicase solo a esto, ya que antes había poca organización y no existía un método concreto de trabajo”, confiesa.

“Todo esto se debía a que es muy difícil compaginar este trabajo con otra actividad. Tuve la suerte de cumplir estas necesidades y aquí seguimos. Era necesario alguien con dedicación, que ordenase todo un poco y pusiera las bases para que se dieran los resultados. Gracias a esto, y a que el kárate español ha gozado de una buena salud, hemos conseguido todas estas medallas”.

 

 

 

elespanol

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.