El último samurái imparte clases de kárate en Madrid a sus 78 años

El último samurái imparte clases de kárate en Madrid a sus 78 años
El último samurái imparte clases de kárate en Madrid a sus 78 años

El último samurái vive en España desde hace varios años

Yosuke Yamashita es el representante más notorio de la Escuela Goju Ryu de toda Europa. Hace más de cuarenta años que reside en España y se le respeta como si fuera el último samurái.

Yamashita desarrolló su técnica a lo largo de los años, impartiendo clases en diversos gimnasios hasta que abrió su propio Dojo, que continúa sus actividades al día de hoy y tiene su sede en la calle Echegaray en la ciudad de Madrid.

El último samurái

El maestro Yosuke Yamashita nació en Tokio el 16 de febrero del año 1941 en plena Segunda Guerra Mundial.

“Mis primeros contactos con el estilo Goju Ryu los tuve con el maestro Yoshihiro Urakawa en el Dojo Shinbukan cuando contaba con tan solo 14 años. Antes de eso ya practicaba Kendo con mi padre desde los seis o siete años y también Judo cuando llegué a los doce, en un Dojo llamado Yagi”.

Antiguamente, el Kendo era obligatorio y mucha gente lo practicaba, pero encontrar una escuela en donde enseñaran Kárate, era algo casi imposible.

“Tampoco existía ningún tipo de competiciones”, agrega Yamashita, “la práctica era privada y se daba solamente en algunos Dojos aislados.

Recuerda que en agosto de 1945 tenía cuatro años y podía ver desde el jardín de su casa las últimas bombas cayendo sobre Tokio. Más tarde llegó la ocupación norteamericana y el General McArthur prohibió la práctica de cualquier tipo de arte marcial en todo Japón.

El judo, el aikido, el kendo, el karate-do e incluso el arte floral kado y hasta la ceremonia del té, estaban prohibidas. Todo lo que conllevase la idea del Do, la idea del Camino, era ilegal, pues implicaba que la gente se reuniera para poder practicar. Tuvieron que pasar 8 años, hasta 1953, para que la prohibición fuera levantada.

Después de muchos años de duro aprendizaje y contando con 28 años, Yamashita emprende viaje a Europa y se instala en Alemania, en la ciudad de Düsseldorf, donde permanece tan solo unos 6 meses.

Allí tuvo varias charlas con el maestro Ishimi, que se hospedaba en una habitación contigua, quien le trasmitió su preocupación por el intenso frío que había en Alemania y por sus intensas comidas, que no le parecían buenas.

El maestro Ishimi le habló de España y le dijo que era todo lo contrario, que había mucho sol y que la comida era muy buena.

Desde que llegó a España el último samurái ha enseñado a miles de karatecas y entre sus alumnos más ilustres está el Rey Emérito Juan Carlos I, que aprendió de Yamashita lo esencial del karate Goju Ryu.

okdiario

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*