Damián Quintero, desde las raíces de un número uno

Damián Quintero, desde las raíces de un número uno

Los padres del karateca malagueño Damián Quintero relatan sus inicios en España y en el deporte. Procedentes de Buenos Aires, se trasladaron a Torremolinos buscando un futuro mejor para sus hijos

Parece imposible que una persona que lo ha ganado todo siga encontrando la excusa perfecta para no perder nunca las ganas de seguir creciendo. Una motivación que siempre ha encontrado en casa. Cuando se le pregunta al karateca malagueño Damián Quintero si puede mostrar su última medalla siempre niega con la cabeza y con orgullo contesta que no, que esa presea está con sus verdaderos dueños, sus padres. Nos trasladamos a su habitación de la infancia, en Torremolinos, para ver todos los trofeos, medallas, placas y demás méritos que Hugo Quintero y Miriam Capdevila acumulan con orgullo; eso sí, manteniendo dos huecos para dos sueños que a su hijo le quedan por cumplir. Para uno de ellos tendrá que esperar a los Juegos de 2020; el otro, el ansiado oro individual del Campeonato del Mundo, podría llegar esta semana, en la cita que inicia Quintero en Madrid. De conseguirlo, pese a que parezca raro, sería su primer título de campeón mundial, ya que antes consiguió el oro universitario y por equipos, en 2014, siempre en kata.ç