Cristina Vizcaíno: "Ganar una medalla en un Mundial y en tu país es lo máximo"

Cristina Vizcaíno: “Ganar una medalla en un Mundial y en tu país es lo máximo”

La karateca madrileña debuta el día 6 en el Palacio en kumite -68 kilos

Cristina Vizcaíno afronta el Mundial de Kárate en su ‘casa’, Madrid, con la ilusión de dejar el pabellón muy alto y por qué no, sumar un oro para España. El último gran campeonato, que se celebrará del 6 al 11 de noviembre en el Palacio de Deportes de Madrid, antes de los Juegos de Tokio 2020, los primeros donde estará el kárate. La karateca madrileña debutará el martes, 6 de noviembre, sobre las 19.00 horas, en kumite individual (-68 kilos). Por equipos, participará el viernes.

¿Cómo se encuentra actualmente?
Me encuentro preparada para afrontar este nuevo reto, que es el Mundial de Karate en Madrid y, sobre todo, esperando hacerlo lo mejor posible, tanto a nivel individual como colectivo.
¿Qué espera de este Mundial?
Voy con la esperanza de poder conseguir una medalla. Los campeonatos de este año fueron bien, siempre en la lucha por las medallas y ello da, si cabe, más confianza para pelear por este Mundial y luchar por los metales. Y ojalá lo consiga.
Creo que muy bueno. Tenemos gente joven muy bien preparda. Llevamos un año trabajando muy duro y ojalá se de todo bien y que el trabajo realizado se traduzca en medallas para nuestro país. Confió mucho en todos mis compañeros y, sobre todo, por que hemos realizado un gran trabajo pensando en el Mundial.

¿Qué significa para una karateca defender a su país en su ciudad?
Es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista (además de unos Juegos). Tienes a toda tu gente en la grada, apoyándote y animándote. Es difícil describirlo, pero muy emotivo e ilusionante para todos.
¿Y si se cuelga un metal?
Ganar una medalla en un Mundial y en tu país es lo máximo. Un bonito recuerdo que te perseguirá toda la vida.
¿Es importante para el karate que el Mundial se haga en España?
Importantísimo. Somos una Federación muy importante en el número de deportistas. España es una de las grandes potencias en este deporte, y, además, nos puede ayudar a la hora de los Juegos, en cuanto a tener un hueco más y, tener más nombre a nivel mundial. Por ello, todos han trabajado muy duro para que el Mundial se celebrase en nuestro país y ahora nos toca a los karatecas dar el empujón final.
¿Qué papel puede desempeñar España?
Creo que muy bueno. Tenemos gente joven muy bien preparda. Llevamos un año trabajando muy duro y ojalá se de todo bien y que el trabajo realizado se traduzca en medallas para nuestro país. Confió mucho en todos mis compañeros y, sobre todo, por que hemos realizado un gran trabajo pensando en el Mundial.
¿Madrid se volcará con el Mundial como lo hace con los Villas de Madrid?
Sí, sin ninguna duda. El público de Madrid, en particular, y todo los aficionados a nuestro deporte, en general, estarán en el Palacio y lo llenarán. Un Mundial mueve a mucha gente y estoy segura que España sabrá apreciar lo que es ver ‘in situ’ a los top del kárate mundial. Estoy segura de que desde la grada vamos a recibir mucho apoyo y ánimo y que nos mandarán toda la energía del mundo para que España esté en lo más alto del podio.
Pelear por la medalla en el Palacio ¿qué significa para usted?
Para mí es un plus añadido. Es como un sueño hecho realidad. Yo he tenido la suerte de conocer al ‘otro’ Palacio (antes de quemarse). Yo, de pequeña, iba a ver los Villas de Madrid de Kárate y desde las gradas animaba a mis ídolos, a los mayores como decía. Por todo ello, para mí el Palacio es un referente y tengo una cosilla especial en el cuerpo por poder estar allí disputando un Mundial.
¿La veo como una niña con zapatos nuevos?
Sí, la verdad es que sí. Estoy muy ilusionada y con muchas ganas. Es que lo pienso y me parece increíble que pueda defender a España donde yo miraba y admiraba de pequeña a mis compañeros mayores y, por supuesto, donde soñaba con estar un día allí. Y, ahora, el sueño se va a cumplir. Es como volver a mis orígenes con el kárate.
¿Quienes son los rivales a batir?
A estas alturas todas son peligrosas y muy buenas, pero me quedo con que he realizado una buena Liga internacional y, con confianza y sin confianzas, creo que se puede ganar a cualquiera.
¿Cómo se ha preparado este Mundial?
Pues 365 días pensando sólo en él, salvo paso a paso por los diferentes campeonatos, pero el Mundial era el objetivo en el horizonte, por que es en Madrid, por que es un Mundial y por que lo hemos preparado a conciencia.
¿La psicología volverá a ser clave?
Es uno de los puntos más importantes. Lo que diferencia a un gran competidor del mejor.
¿El objetivo, supongo, es la medalla de oro?
Es el objetivo principal, sino no seríamos competitivos, pero no hay que olvidar que conseguir un metal en un Mundial es la leche y para ello estamos trabajando diariamente.

 

 

marca