[CERRAR]
¿Conoces nuestra escuela de arbitraje?
30 julio, 2021
Héctor Cención: 'El karate transformó y mejoró mi vida'

Héctor Cención: 'El karate transformó y mejoró mi vida'

Héctor Cención: ‘El karate transformó y mejoró mi vida’

0
(0)

El karateca profesional ha destacado en el deporte por su determinación y trabajo arduo. En una conversación con ‘La Decana’ contó los procesos por los que ha atravesado para obtener una carrera exitosa a los 21 años

Cuando el joven Héctor Cención tenía nueve años, nunca pensó que llegaría a ser el panameño con mayores reconocimientos nacionales e internacionales en las artes marciales, específicamente en karate. Vivía en San Isidro, San Miguelito, y provenía de una familia humilde, siendo el más joven de siete hermanos. A sus 21 años se ha convertido en el panameño promesa del karate, llevando la bandera tricolor a lo alto en cada competición que ha enfrentado. Recientemente, Cención ha sobresalido en esta disciplina al obtener un puesto dentro de los 15 mejores atletas del mundo tras su desempeño en la competencia Karate 1 Premier League Istanbul 2021 el pasado 14 de marzo, donde participan los 64 mejores atletas de karate del mundo. En una conversación con La Estrella de Panamá, Cención contó su trayectoria en el karate, en donde ha obtenido títulos como dos veces campeón panamericano, medallista de bronce en panamericanos, número uno en el ranking mundial en la categoría de campeonato sub-21, seis veces campeón centroamericano y tres veces subcampeón suramericano, dos veces subcampeón centroamericano y del Caribe, tres veces campeón nacional, reconocido como ‘Mejor atleta del año en el deporte’ por parte de Cable Onda Sports 2019, y ahora figura entre los 15 mejores atletas de karate del mundo en la Premier League.

¿De dónde proviene Héctor Cención y cómo fue su infancia?

Nací en San Isidro, San Miguelito. Quedé huérfano de padre a los dos años; mi madre trabajaba y mi hermana me crío entre siete hijos, de los cuales soy el más joven. Con mi familia crecí en una casa de madera con techo de cinc y piso de tierra, un trasfondo humilde en el cual aprendí desde muy pequeño que quería superarme. Fuimos pobres, la ropa venía de regalos, iba en zapatillas a la escuela, mis cuadernos iban en cartuchos y no tuve privilegios como los demás niños. Pero aprendí a buscar oportunidades para crecer, ganar dinero y trabajar, desde recoger latas, hierro y cobre para lograr comprarme un uniforme digno de karate, ya que mi enfoque era comportarme como un campeón para lograr un día ser uno verdadero y salir de aquel mundo.

¿Cómo nació su pasión por el karate y cuánto apoyo obtuvo?

Comencé a los nueve años dentro de la Policía Nacional de Antón. En ese entonces me comportaba mal y mi madre me inscribió en la academia para aprender disciplina (risas), así conocí a mi primer entrenador, Valentín Reyes, a quien le debo mis primeros pasos en el deporte. Al principio no ganaba en ninguna competencia nacional y eso me decepcionó mucho, pero al ver a la selección nacional de karate competir en Chiriquí, sentí mucha emoción y me enamoré del karate; entonces decidí expandir mis horizontes y empecé a entrenar en la academia del sensei Jorge Medina, quien me entrenó para ser profesional y empecé a competir con otros profesionales. No paré hasta vencerlos a todos y representar al país en el exterior.

¿Cómo fue su preparación para el Karate 1 Premier League Istanbul 2021?

Actualmente trabajo para la Policía Nacional y ellos me apoyaron con el permiso para ir a Penonomé con el sensei italiano Biaggio Rodofile, quien es mi entrenador actual y a quien le debo haber ganado diversos títulos internacionales. En el entrenamiento que llevamos a cabo, tocamos la preparación física técnica y el descanso intermitente. Entrenamos fuertemente en Penonomé desde septiembre de 2020 y de forma intensiva un mes y medio antes de la competición. En 45 días iré a competir para el puntaje clasificatorio de los Juegos Olímpicos en Lisboa, Portugal, y a partir de hoy estaré en entrenamientos intensivos en Penonomé tras recibir la vacuna contra la covid-19.

¿Cuáles han sido los retos de practicar este deporte de forma profesional en Panamá?

En lo físico fue haber sufrido una lesión cerebral, tras un golpe fuerte en la cabeza durante una competencia, el cual me produjo un trauma craneoencefálico con síndrome de latigazo, lo que me obligó a dejar el deporte durante meses, perdiendo condiciones físicas, técnica, la visión y la capacidad de caminar. El estrés y la tristeza que pasé me hicieron darme cuenta de que en Panamá no se apoya mucho a los jóvenes y eso afecta en el hecho que no hemos cosechado muchos triunfos en el karate. Por mi parte, he hecho todo lo posible para obtener reconocimiento, desde los 16 años he trabajado estando lejos de mi familia, he ido a escuelas a recoger dinero para viajar a competencias y he recogido latas; he hecho todo por superarme a mí mismo y hacer lo que amo.

¿De qué forma el karate puede transformar la vida de quien lo practica?

El karate te da disciplina y al momento de practicarlo, al ser un arte (dentro de las artes marciales), te hace vivir de forma diferente, es como ser pintor o músico y ser transformado desde lo más profundo, expresando tus sentimientos a través del deporte. Cuando lo practicas, si estás conectado con el deporte, vives para hacerlo mejor y tener una perspectiva más amplia del mundo y lo que te rodea. También, te forma el criterio, carácter, mentalidad, madurez, y es el deporte que más te ayuda a abrir la mente, porque entiendes tu cuerpo y utilizas todo para moverte y coordinar tus pasos, así mismo se recomienda para personas con discapacidad; es integral para cualquier tipo de individuo sin importar la edad; por ejemplo mi entrenador, que tiene 67 años y todavía me enseña cosas nuevas.

¿Qué se necesita en Panamá para mejorar el panorama de este deporte?

Se necesita mejorar la política con respecto al deporte, que se establezca una obligatoriedad con el apoyo que se le da a los deportistas, academias y centros de formación deportiva de cualquier disciplina. Hace falta que se cree una política de campaña fiscal que estimule a las empresas privadas a dar apoyo a los deportistas, desde las universidades y aquellos equipos que muchas veces no salen a la luz, de donde se podrían dar a conocer más atletas, y no se le dejaría todo la carga a la Federación Panameña de Karate, sino que sea de forma integral entre el sector público y el privado.

¿Cuáles son sus metas a corto y mediano plazo en el deporte y su vida?

Dentro de mis planes a corto plazo en el ámbito deportivo quiero clasificar para los Juegos Olímpicos en 2022, así como participar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y demás competencias que se llevarán a cabo, y ganar medalla de oro en cada uno de ellos. Personalmente, me gustaría tener más tiempo para mí y poder descansar, viajar y desarrollarme más en otras pasiones en mis años de juventud.

¿Cómo se describe Héctor a sí mismo?

Soy una persona sincera, dedicada, cariñosa, y enfocada en mis metas; también soy directo en mi forma de comunicar lo que pienso y tengo un sentido de justicia que me mantiene pendiente del acontecer nacional en el deporte y otros temas. Considero que lo más importante es lograr las metas que me planteo, superarme cada vez más pese a que he sido menospreciado por mi estatura, de donde provengo y mi edad, pero he salido adelante probando lo que soy capaz de alcanzar.

¿Qué consejos le daría a los jóvenes que buscan destacarse en el karate?

En el futuro me gustaría apoyar con una empresa y dar oportunidades a los jóvenes, hacerles saber que no es un camino fácil, que van a caer y que van a ser probados, pero que si realmente se apasionan por el deporte, podrán lograr cada meta que se propongan con disciplina, constancia, dedicación y confianza en ellos mismos. Soy joven aún y tengo planes de mantenerme activo por los próximos 15 años, mínimo, así que los jóvenes también podrán lograrlo.

¿Qué es lo que más le gusta de Panamá?

Me encanta mi país, su turismo, costumbres, comidas y demás. He visitado otros países y no se comparan a mi tierra. A veces olvidamos que es un país rico en naturaleza, biodiversidad, y con mucho tesoro inexplorado, incluso el clima es una bendición. Todo lo que compone a Panamá me gusta y estoy orgulloso de ser panameño.

laestrella

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!