Damian Quintero

Damián Quintero: “Mi gran objetivo es lograr el oro en kárate en Tokio 2020”

El karateca español, Damián Quintero, número uno del ranking mundial en la modalidad de katas ha afirmado en una entrevista a RTVE.es que su gran objetivo es “lograr el oro como en cualquier otra competición aunque reconocemos que será muy difícil ya que será en casa de nuestros principales competidores con los que estamos luchando en todos los torneos y en concreto Ryo Kiyuna y el venezolano Antonio Diaz con los que me estoy enfrentando en las finales.”

“Pero no hay que pensar que es en Japón, que es el país anfitrión sino que debemos acudir allí, hacer nuestro trabajo paso a paso, queda mucho para llegar, hay una clasificación de por medio y tenemos que trabajar en los dos próximos años para estar allí y competir al máximo nivel”, ha remarcado.

El triple vencedor de la Premier League acudirá en noviembre a Okinawa para la disputa de la Karate1 Series A donde podrá comprobar sobre el terreno como se vive y se compite en el país donde ser originó su deporte.

El karateca más laureado de España y líder del ‘All time ranking’ en 2015 y 2016 en la modalidad de katas ha sido campeón del mundo en 2014, campeón de Europa en varias ocasiones y vencedor de la Kárate Premier League en 2015 y 2016 ha dicho que “hay que marcarse objetivos a medio plazo para que pase un 2018 y 2019 bueno”.

El malagueño ha llegado a lo más alto y mantenerse en esa posición. “Eso se consigue con constancia y esfuerzo, aquí no hay truco, hay que fijarse un buen objetivo, hacer una buena planificación y entrenar, entrenar duro todos los días y no desviarte del camino porque te puedes quedar fuera del camino. Sabemos que hay que dejar muchas cosas de lado”.

El deportista reconoce que “cuesta mantenerse cuando llegas al top 1 pero los rivales hacen que estés alerta y cuando van saliendo nuevos competidores a nivel nacional e internacional no te puedes dormir porque te quedas fuera” y nos ha explicado las diferencias entre las dos modalidades de este deporte: kata y kumite.

“El kumite es lo más fácil, es el uno contra uno y el que meta más puntos-ya sea a la cabeza, el pecho, la pierna o de puño- es el que gana.

El caso de las katas es más complicado porque hay unos jueces que tienen que juzgarlo y deben entender mucho de karate, de estilos y conocer todos los katas que hay dentro de la lista de la federación mundial de la cual tú no te puedes desviar. Un kata es como un ejercicio de gimnasia pero las técnicas están previamente establecidas, con líneas de ataque y defensa definidas en las que utilizamos todas las partes del cuerpo. En competición tienes que decir el tipo de kata que vas a realizar para que el juez lo sepa y no te desvíes”.

El deportista reconoce que “se trata de que sea lo menos subjetivo posible pero al final es la decisión del árbitro que divide el puntaje en tres partes: la parte técnica, la parte física y la parte en la que el kata esté en concordancia con el estilo que normalmente en competición son el Shotokan, el Shito Ryu y el Goju Ryu, y el árbitro debe velar para que no te desvíes del estilo elegido”.

Ahora está en lo más alto de su deporte pero sus comienzo fueron como un juego cuando “mis padres me apuntaron en un pequeño gimnasio de Torremolinos con seis años y empecé divirtiéndome porque éramos casi como una familia pero vas creciendo y el maestro va viendo que eres bueno y te lleva a una competición y empiezas a ganar torneos y ahí se ve que tienes una proyección alta.

A mi me cambia la vida cuando me llama la Federación española con 16 años y gano el campeonato de Europa de cadetes y siento que ésto es lo mío”. Damián reconoce la dureza de su entrenamiento ya que “ahora entreno entre cinco y seis horas diarias dividas en dos sesiones para trabajar tanto la técnica como el físico y para ensayar estilos para que los jueces vean que no haces siempre el mismo ejercicio”.

El andaluz reconoce que para llegar al máximo nivel “es primordial el equilibrio físico, mental y técnico porque todo juega y no puedes ser muy bueno en una y muy malo en otra porque si no no vas a llegar”. En cuanto a la preparación mental reconoce que “es una pata muy importante de la preparación que trabaja desde hace tiempo con Pablo del Río y me está ayudando bastante. Nuestro deporte tiene mucho de mental porque dependemos de nosotros mismos y no de factores externos por lo que tienes que controlar muchos los nervios, el ambiente y centrarte en ti mismo. Entre los contrincantes hay un juego psicológico y es el factor que te hace ser campeón o no”

En cuanto a la situación del kárate en nuestro país ha valorada “la importancia de que sea olímpico por primera vez dando el gran salto al haberse incluido en el programa para Tokio 2020 y teniendo cada vez más presencia en los medios de comunicación y en las redes sociales y la gente va aprendiendo de las dos modalidades que tenemos y estos dos años que vienen se avecinan duros pero bonitos para este deporte”.

El karateca desborda pasión por su deporte del que ha destacado ” el respeto y la humildad como valores fundamentales de un deporte en el que se saluda al salir al tatami tanto al rival como a los árbitros y que te forma también como persona”

Palmarés

Nº 1 del Ranking Mundial de la World Karate Federation
Medalla del Comité Olímpico Español
Medalla de Bronce de la Real Orden al Mérito Deportivo
Premio Nacional de los Deportes 2015 por la AEPD
Premio Andaluz de Oro 2015 por la FPDA
Premio ‘Mejor Deportista’ 2016 por la Junta de Andalucía

Títulos internacionales

1 x Campeón del Mundo (2014).
1 x Subcampeón del Mundo (2016).
1 x Subcampeón de los Juegos Mundiales (2017)​
2 x Medalla de Bronce en Campeonatos del Mundo’ (2010 y 2016).
Campeón de los Juegos Europeos de Bakú 2015
8 x Campeón de Europa (última vez en Turquía 2017)
8 x Subcampeón de Europa
3 x Medalla de Bronce en Campeonatos de Europa. años 2006, 2007 y 2008 (por equipos).
Campeón de la Liga Mundial de Karate 2015 y 2016

 

rtve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + uno =