Cristina Vizcaíno

Cristina Vizcaíno espera conseguir su sueño en Tokio

Ha dejado todo para centrarse en la preparación y clasificación para los Juegos Olímpicos, en el debut del karate en el programa oficial

Se llama Cristina Vizcaíno González (Madrid, 1987) y en los últimos diez años ha pasado de ser una promesa, a una realidad, y a una opción de olímpica española en los Juegos Olímpicos de Tokio, una meta para todos los deportistas, aunque en el caso de los karatecas se multiplica ese valor: debutan en el programa olímpico, y harán historia los que vayan por la dificultad que tiene estar en el grupo de diez en cada uno de los tres pesos en kumite (combate).

“Tengo el reto de estar en Tokio, y el sueño de ser campeona olímpica. Y lo voy a intentar. Me apoya mi familia, que es básico, y no lo voy a tirar por la borda”, asegura esta competidora que ha subido al podio en europeos y mundiales, y que ahora lo ha dejado todo por cumplir sus objetivos, su trabajo en Decathlon (excedencia), para preparar en estos dos años y medio lo que podría ser el culmen de esta licenciada universitaria y con dos másters también gracias a la UCAM..

Vive en Madrid y se entrena en Alcalá de Henares (Club Antonio Machado) y Torrejón de Ardoz (M-5 Crossfit). Sabe que en su peso (+61 kilos) se juntan dos de cara a los Juegos, aunque no le importa la pelea con las más pesadas (“serán más lentas”), y sólo le preocupa meterse entre las ocho mejores, mejorar su décimo puesto actual. Por delante tiene el Mundial de Madrid y el Europeo de 2018 para abrir boca, más otros dos europeos y un mundial, y las competiciones de la Federación Internacional. Ella, que de niña quería bailarina pero en su casa le dijeron que karate, ahora vive para su deporte y quiere tener la oportunidad de no fallar.

 

 

as

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − tres =