Carlos Huertas, bronce en su primer Mundial de Kárate Adaptado

Carlos Huertas, bronce en su primer Mundial de Kárate Adaptado

El deportista de Puçol sube al podio en el Mundial de Parakárate

El equipo español concluía su actuación en los Campeonatos del Mundo de Karate y Parakárate celebrados en Madrid la semana pasada con un balance de diez medallas, cuatro de ellas en la competición de karate adaptado. Uno de los parakaratecas que lograban subir al podio era el deportista de Puçol Carlos Huertas que se alzaba con la medalla de bronce en la modalidad de discapacitados intelectuales logrando así su primer gran éxito internacional. «Estamos muy contentos, aunque con un poco de suerte aún podía haber sido mejor el resultado. Le tocó un cuadro muy complicado, pero aún así, fue capaz de superar al campeón del mundo», explica Pepe Claramunt, entrenador de Carlos.

Desde que el karateca de Puçol, que tiene un 65 % de discapacidad intelectual, comenzó a competir en parakárate, su trayectoria ha sido espectacular. A finales de 2017, su entrenador, Pepe Claramunt. le planteó participar en la recién creada disciplina de parakárate. Desde entonces, ha ido subiendo escalones: primero campeón autonómico, más tarde en marzo de este año se proclamaba subcampeón de España en Sevilla y ahora, entraba por vez primera en la convocatoria de la selección española para el Mundial. Su debut con medalla de bronce en una gran cita internacional, augura un gran futuro al karateca de Puçol de 26 años de edad: «En Tokio 2010 el parakárate aún no está incluido en el programa paralímpico pero sí lo estará en París. Esa es nuestra meta. Tenemos tiempo para seguir trabajando y mejorando». Carlos, tiene claro cuál es su objetivo: «Quiero disputar los Juegos Paralímpicos. Me siento feliz porque toda mi familia me apoya, sobre todo mi madre, que siempre me acompaña a todas las competiciones».

Claramunt lleva entrenando a Carlos desde hace veinte años: «Empezó a hacer kárate con cuatro años, por recomendación médica, ya que tenía problemas de coordinación y no era capaz de dar saltos con las dos piernas a la vez», explica el técnico que destaca de su pupilo: «Sobre todo su disciplina y su capacidad de adaptarse. Es muy trabajador, entrena todos los días». Tanto para el entrenador como para el karateca, la participación en el Mundial ha sido un premio: «Es el reconocimiento a muchos años de sacrificio». La próxima gran cita para Carlos será en Madrid el Campeonato de España el próximo enero.

 

 

 

superdeporte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 15 =