Antonio Díaz : He dejado una marca personal en el kata

Antonio Díaz es el rey del kata de la región. Nadie venció al caraqueño de 37 años en Juegos Suramericanos desde que ganó la medalla de oro en Cuenca 1998.

Desde aquellos Juegos en Ecuador, el sensei ganó  auríferas en Brasil 2002, Buenos Aires 2006, Medellín 2010 y ahora en Cochabamba 2018. En Santiago 2014 no hubo kata. Y se quejó.

“Protesté porque en Santiago 2014 no hubo kata. Me quedé con las ganas”, dijo el karateca a través de Instagram, cuando compartió una fotografía con su presea obtenida en Bolivia.

Cinco doradas individuales y una grupal en Cuenca 1998. Seis metales de oro en Suramericanos en los últimos 20 años. Nadie le quitó la corona a Díaz durante su carrera, que terminará, como lo ha asegurado, tras Tokio 2020, primeros Juegos Olímpicos en los que habrá karate y a los que aspira participar.

El venezolano aseguró que sus últimos Juegos Suramericanos fueron los de Cochabamba. Andrés Madera, compatriota y colega de Díaz, lo invitó a competir en Asunción 2022: “Métele al 2022… eso pasa rápido”.

PANORAMA contactó a Antonio Díaz a través del Comité Olímpico Venezolano (COV). Conversó sobre su oro en Bolivia, lo que afrontará el resto del año y su camino hacia Tokio 2020.

 

— ¿Cómo se sintió durante su demostración en Cochabamba?
—Me sentí bastante bien, a pesar que la altura me pegó un poco, pero pude hacer el trabajo y lograr el objetivo de la medalla de oro.

—¿Cómo te preparaste para los Suramericanos?
—Tuve la oportunidad de asistir a un campamento de entrenamiento en Hong Kong donde tenía todas las condiciones para entrenar y concentrarme en la preparación, luego las ultimas dos semanas fueron en Venezuela.

—Quinta medalla consecutiva en Juegos Suramericanos en su carrera. ¿Cómo se siente al dominar el kata en la región durante 20 años?
—Ha sido un camino muy bonito, todos los eventos de ciclo olímpico tienen un ambiente muy especial. Estar todos estos años en el podio es un trabajo de constancia y disciplina, y eso es algo que siempre he querido que sea un sello de mi carrera.

—De Cuenca 98 a Cocha 18, ¿Cuál medalla fue más importante?
—Tendría que decir que que la primera y la última. En Cuenca era un niño comenzando el sueño de representar a mi país y fue muy emocionante. Hoy ganar estos juegos una vez más después de 20 años me hace sentir una gran satisfacción porque he podido ir adaptándome a los cambios pero siempre dejando una marca personal en la manera de ejecutar los kata.

—¿Es Venezuela la máxima potencia en karate del continente?
—Creo que si somos uno de los países más fuertes del área pero el nivel a subido mucho. Hay muchos países que se están preparando e invirtiendo en competencias, topes y organizar eventos internacionales, y eso se nota. Hoy en día las medallas están muy repartidas.

—¿Qué tiene Venezuela que potencia la práctica del karate y que hace falta para mejorar?
—Lo tradición del karate en Venezuela es grande. Hay muchos dojos en todo el país y el karate se ha masificado a través de  escuelas privadas principalmente. Tenemos buenos maestros y la Federación también ha realizado un trabajo importante. Pero por supuesto que hay cosas que mejorar, hay que seguir apoyando a los juveniles y brindarles mejores condiciones de  entrenamiento. Sería increíble poder contar con centros de entrenamiento en todo el país en donde se realicen trabajos específicos de desarrollo de los atletas élite que salen de lo dojos privados.

—Aún queda 2018. ¿Cómo será su calendario en lo que queda de año? ¿Qué competencias o meetings tiene en agenda?

—El próximo reto es el campeonato panamericano de karate en Chile en junio, luego los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla en julio y a partir de septiembre los primeros eventos que darán puntos para la clasificación de Tokio 2020,. Septiembre Premier League en Berlín y Series A en Chile, octubre Premier League en Tokio, noviembre el Campeonato del Mundo en Madrid y en diciembre Series A en Shanghái.

—¿Qué retos pendientes le quedan a su laureada carrera?
Clasificar a unos Juegos Olímpicos, ser abanderado de Venezuela en esos Juegos  y lograr una medalla de oro.

—El karate será por primera vez deporte olímpico en Tokio 2020 y estará el Kata. ¿Son los Juegos olímpicos su objetivo más grande?
—El solo hecho de poder tener la oportunidad de luchar por un cupo a Tokio 2020 es un sueño hecho realidad. Creo que no podría pensar en una mejor manera de cerrar mi carrera deportiva que haciendo mi último kata en el Budokan de Tokio.

—¿Qué mensaje puede enviarle a los venezolanos, a sus seguidores, a los jóvenes karatecas del país que ven en usted un ejemplo a seguir?
—Que luchen cada día por sus sueños, que no se limiten, que cada uno de nosotros podemos lograr ser campeones del mundo en la vida, lo importante es ir trabajando con amor, pasión, respeto y constancia para ser un poco mejor cada día.

 

 

 

 

panorama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.