Oros para Ennkhaili y Seck y plata para Roy

Oros para Ennkhaili y Seck y plata para Roy

Aragón brilla en Leganés con dos títulos en kumite en categoría masculina y un segundo puesto en chicas en la modalidad de kata

Aragón sigue en plena forma en kárate. No son los únicos, pero tres de los grandes exponentes de la nueva generación de karatecas de la comunidad, Raquel Roy, Babacar Seck y Samy Ennkhaili, volverán otra vez a Zaragoza con nuevas medallas, esta vez de los Campeonatos de España que se disputan en Leganés. Los tres entraron en sus finales, aunque Roy no se pudo colgar la medalla de oro frente a la talaverana Sandra Sánchez, de 37 años, gran estrella de este deporte en España. Sánchez se proclamó campeona de España en la modalidad de kata y Raquel Roy se tuvo que conformar con la medalla de plata. Ambas son compañeras en el equipo nacional. La superioridad de Sandra se puso de manifiesto con un nuevo resultado de 5-0 a su favor, como en todos sus katas anteriores en el campeonato nacional.

La toledana ya ha sido campeona del mundo y de Europa y ha ganado el circuito mundial. Además acaba de recibir el trofeo Reina Letizia, dentro de los Premios Nacionales del Deporte. Este año ya ha sido campeona del mundo y de Europa y ha ganado el circuito mundial.

En categoría masculina, la comunidad se llevó dos grandes alegrías. Por orden cronológico, Samy Ennkhaili se colgó la medalla de oro en kumite sénior de más de 67 kilos. Prolongó así un brillo que ya consiguió en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona, donde fue medalla de bronce en esta misma categoría.

Por su parte, Babacar Seck, medallista de bronce en el pasado Mundial de Madrid, disputó y ganó el oro contra el veterano Jagoba Vizuete en la categoría de más de 84 kilos. De esta forma, el aragonés de origen senegalés, que tiene 20 años, confirma su crecimiento y su dominio de la modalidad de kumite en España.

Santi Velilla, su entrenador en el gimnasio zaragozano del Sankukai, se fijó en Seck nada más llegar al barrio de Delicias, donde vive desde los diez años. Nacido en Senegal, su padre fue el primero en llegar a Zaragoza tras un viaje en patera. Posteriormente, Babacar llegó en avión, donde se juntó con sus seis hermanos. Ahora mismo es una de las grandes promesas, y realidades, del kárate en España.

elperiodicodearagon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =