Matías Gómez empieza bien un año que será “crucial” para su sueño olímpico

Matías Gómez empieza bien un año que será “crucial” para su sueño olímpico
Matías Gómez empieza bien un año que será “crucial” para su sueño olímpico

El karateka mira ya hacia las grandes citas internacionales de 2019, claves para las plazas de Tokyo 2020, tras conquistar el pasado fin de semana su noveno título de campeón de España.

Matías Gómez ha comenzado muy buen un año que califica de “crucial” en sus objetivos deportivos, ya que en él se adjudicarán las cuatro plazas de su categoría para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en donde se estrena el karate, además de la disputa del Campeonato de Europa en Guadalajara en el mes de marzo y de los Juegos Europeos, con sede en Minsk (Bielorrusia), en junio.

Para empezar, el karateka bolañego conquistó el pasado sábado su noveno título de campeón de España en kumite -60 kilogramos, el octavo consecutivo al que se unió el de 2009. En 2010 fue plata y no participó en 2011, que tuvo precisamente como sede a Ciudad Real. “Sigo diciendo que cada año es más difícil ganar este título, porque sale gente nueva, que entrena mucho. Y cuando uno va como favorito tiene que demostrarlo mucho ante el público y la gente. Se te exige más”, explica a Lanzadigital un Matías Gómez satisfecho con esa nueva victoria, pero con las miras puestas especialmente en las próximas citas claves para estar en los Juegos Olímpicos, su gran sueño.

Sin ir más lejos, el último fin de semana de este mes de enero afrontará una competición importante como la prueba del Circuito Premier League de París (fue séptimo el pasado año), competiciones que junto con el Europeo y las de Serie A, estas últimas en menor medida, reparten puntos para las plazas olímpicas. “Este año tengo que hacer los máximos combates posibles y quedar lo más arriba que pueda en estas pruebas“, sentencia Matías Gómez, consciente de que conseguir una de las cuatros plaza olímpicas por ránking, “será difícil”, más cuando en él pertenece a la categoría kumite -67 kilogramos, siete kilos más que su peso actual, “algo que solo por envergadura se nota mucho”. Pero será importante estar entre los mejores para al menos entrar en el Preolímpico, con otras tres plazas en juego.

Un 2019 que ya está en marcha y que Matías Gómez tiene marcado en rojo desde que se conoció, en agosto de 2016, que el karate entraba en Tokio 2020 por primera vez en unos Juegos Olímpicos. De momento ya tiene de nuevo su habitual oro nacional, el noveno. Ahora el de Bolaños de Calatrava busca sumar más éxitos internacionales para hacer realidad su sueño olímpico.

lanzadigital

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.