Cristina Juan, pasión sobre el tatami

Cristina Juan, pasión sobre el tatami

La ibicenca tiene un futuro muy prometedor en el karate y se fija como objetivo llegar a competir en unas Paralimpiadas

 

Para-karateca del club Karate Do Ibiza. A punto de cumplir 25 años, la joven ibicenca Cristina Juan, que padece discapacidad intelectual, tomará parte este fin de semana en su primer Campeonato de España de Para-Karate, cita en la que aspira a conseguir la medalla de oro para lanzarse a la carrera paralímpica. Entrena seis horas semanales en el club Karate Do, donde evoluciona a pasos agigantados con Toni García.

 Eivissa cuenta con una deportista ejemplar que se ha puesto como propósito representar tanto a su comunidad como a su país, a pesar de no disponer de las mismas ventajas ni oportunidades que muchos de sus compañeros. Cristina Juan Pérez tiene 24 años y discapacidad intelectual, pero sus cualidades para el karate le han convertido en una firme candidata a representar a España en citas internacionales e, incluso, en unas Paralimpiadas.

El maestro del Karate Do Ibiza Toni García no escatima en elogios hacia una pupila «muy educada y respetuosa, que nunca se queja y que hace lo que se le indica al dedillo». Cristina comenzó su idilio con las katas en el club Asikan, de la mano de Juan Gutiérrez. Su progresión era evidente y Toni García asumió su educación sobre el tatami: «Hablamos con sus padres y con ella de la posibilidad de que pudiera competir, y no hubo ningún problema».

En 2015 llegó la primera oportunidad de medirse con otras para-karatecas en un torneo internacional celebrado en Palma, donde conquistó la medalla de oro en katas –movimientos preestablecidos contra un adversario invisible– y la plata en defensa personal. «Las katas requieren de una gran psicomotricidad al ser coreografías y es increíble que las recuerden personas con cierta discapacidad. Yo creo que puede llegar lejos», explica orgulloso su preparador desde el centro escolar Joan XXIII, donde Cristina acude tres días a la semana para mejorar su técnica en sesiones de dos horas diarias. Su evolución llegó a oídos del Ayuntamiento de Eivissa y el Patronato municipal de Deportes se volcó en ayudar a la joven ibicenca a sufragar sus desplazamientos fuera de la isla, ya que no puede competir a nivel local.

Al año siguiente de su debut se sacó el cinturón negro de su división y volvió a demostrar el talento que atesora en otra cita continental, celebrada en este caso en Arganda (Madrid), donde repitió primer puesto.

Campeonato de España

Esta temporada se proclamó subcampeona de Balears de para-karate tras una discutida decisión arbitral, tal y como puntualiza Toni García. No obstante, su nivel no pasó desapercibido para la directora del Departamento de Para-Karate de la Federación de Karate de Baleares (FKIB), Claudia Ruipérez, que junto a la responsable estatal Alicia Reynes, han convocado a la ibicenca para el Campeonato de España sénior que se disputa este fin de semana en Tomares (Sevilla). Cristina representará a Balears en la cita nacional junto a los mallorquines Esther de León, vigente campeona estatal, y Juan Francisco Merino, que obtuvo el bronce.

En este tipo de competición sólo se realizan katas, modalidad en la que Toni García vislumbra un gran futuro para la ibicenca: «Tenemos esperanzas con ella pero lo importante es que participe porque nunca ha habido una para-karateca como ella en las Pitiüses. Vamos con ilusión y con buenas expectativas, pero nunca vendemos la piel del oso antes de cazarlo».

García recuerda que los deportistas con alguna discapacidad intelectual «son muy sensibles ante estas situaciones» y que «se ponen nerviosos»; por eso quiere que en los controles federativos que se realizan en la isla Cristina «pueda participar haciendo katas de exhibición», con el objetivo de que «se acostumbre a competir delante de público».

Pero la joven ibicenca demuestra de todo menos nervios sobre el tatami. El esfuerzo y la concentración son los ejes de su pasión y por eso se muestra convencida de que hará un buen papel en tierras sevillanas. «Espero tener una buena experiencia y ganar. Por supuesto que me veo con posibilidades de ganar», sentencia durante un descanso del entrenamiento que realiza junto a su maestro Toni García.

Cristina desvela que el espejo en el que se fija es Damián Quintero, número uno del ranking mundial, y confía en sus posibilidades para llegar a unos Juegos Paralímpicos. «Sí, por qué no», responde convencida.

 

 

diariodeibiza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + diecinueve =